Pinole y Tascalate el Sabor de Chiapas

pinole
Tengo la fortuna de haber nacido en Chiapas de conocer e impregnarme en su inmensa hermosura, de disfrutar de sus magníficos paisajes, cascadas gigantescas y bosques inmensos, de haber podido bailar al ritmo de la marimba , de moverme en el tintineante sonido de la música chiapaneca, de acercarme a la azotea y sentir que casi podía atrapar con mis manos al cañón del sumidero, me siento muy afortunado de la belleza que experimente y sigo viviendo todos los días.
 
Aunque Chiapas no solo se puede disfrutar con los ojos, también con el aroma y su sabor, con esos deliciosos tamales de chipilín, la cochinita o la pepita con tasajo, las mañanas en San Cristóbal y ese aroma tan intenso de su pan, sin dudas son experiencias que deberías de vivir y es aquí donde deseo compartir contigo, algo que es esencia y tuétano del sabor de Chiapas. El Pinole y Tascalate dos bebidas que engrandecen el corazón y dan vida a la gastronomía Chiapaneca.


 

 

El Pinole y tascalate, las bebidas de los dioses

 

Así es, estas dos bebidas dan vida a la gastronomía Chiapaneca y esto no es solo debido a su sabor, que sin duda es exquisito, aunque eso te lo contare más adelante, pero ahora te diré un poco de Chiapas y su historia con el maíz.
 
Tenemos que viajar un poco en el tiempo a la época prehispánica de américa central y tomando un poco de la mitología de nuestros antepasados mayas quienes adoraban al dios Yum Kaax, el dios maya del maíz y la abundancia, quien descendió con el hombre y en una muestra de amor, les obsequio oro de los cultivos y de sus tierras, el maíz, en una obra de Yum Kaax, los cultivos de maíz surgieron de la tierra y con el levantar del sol, las civilizaciones antiguas comercializaron, cocinaron y bebieron en dos bebidas más especiales que otras, ¿Sabes cuáles? Así es, el Pinole y el Tascalate, bebidas antiguas, con un legado de nuestros antepasados.

 

 

 

El pinole y tascalate son dos bebidas que están hechas con base de maíz tostado, una con un intenso color rojizo proveniente del achiote (tascalate), ¿la bebida de los dioses? Bueno, esto no solo porque fue obsequio de un dios, si no, por su gran aporte de energía debido a los carbohidratos sin refinar.
 
¿Haces ejercicio?, a lo mejor te tomas una bebida energizante, ¡sí!, la de ese comercial de los deportistas, bueno esa bebida para nuestros antepasados era el pinole y el tascalate, suena muy curioso, no crees… Esta sí, es una bebida de los dioses.

 

 

¿Que es el pinole y tascalate?

 

Como te conté antes el pinole y tascalate están hechos de maíz, pero, aunque su esencia es la misma, su sabor y experiencias culinarias son completamente distintas y te diré el ¿Por qué?

 

 

 

Las experiencias gastronómicas son distintas y sí, aunque las dos inician desde el tostado del maíz, ambas tienen finales distintos que nos regalan una explosión de sabores, el pinole por su parte combinado con la canela dan una dulce y suave viaje por sus sabores, con el típico picor muy suave de la canela, por otro lado, el tascalate más intenso y fuerte con el achiote dan un sabor re-energizante, fresco, pero a la vez penetrante, que te hacen pensar, por qué tomo refrescos, teniendo a estos dos manjares… 
 
Una experiencia gastronómica, aunque terminan por el sabor y el aroma, inician desde la cocina y en este caso, está es un poco distinta a la convencional, ¡Claro!, es Artesanal, entonces cambiamos esa estufa de metal por un horno de barro, esos sartenes metálicos por ollas de barro y el gas LP por madera, también cambiamos esas mazorcas de centros comerciales, por maíz natural, nutrido por las tierras fértiles de Chiapas sin pesticidas y ahí es donde el origen de los productos y la preparación cambian completamente el sabor de CHIAPAS.
 
Te pongo un reto, para que identifiques cómo las tierras chiapanecas intensifican el sabor y dan un cambio de 180 grados a los productos.
 
Seguramente en algún centro comercial te habrás encontrado las bananas que provienen de Chiapas… el reto es el siguiente, compara el sabor que tienen las bananas (Guineos) de Chiapas con las de otras regiones, el sabor, aunque son frutos idénticos, son completamente distintos y eso es por la VIDA que las tierras de Chiapas les dan a sus productos naturales.
 
Por eso, el maíz no sabe igual, el tascalate y el pinole no se puede comparar con el de otras regiones. 

 

 

Hay una frase que me decían de pequeño, “lo que siembres en Chiapas ¡crece!”, lo he comprobado y sin dudas es verdad, las tierras de Chiapas son extremadamente fértiles y brindan a su gastronomía un sabor fresco, dulce, intenso y Original. 
 
Disfrutemos del Pinole y el tascalate.
Ahora lo único que falta es poder disfrutarlo, ¿Cómo?, bueno si eres como yo, con algo de dulce para alegrar la vida, pero no te recomiendo la azúcar refinada, si tienes la oportunidad dale un toque de piloncillo o azúcar de caña le dan un toque excelso.
 
Si quieres hacer un buen vaso con dos cucharadas soperas de pinole o tascalate es más que suficiente, si eres como yo el tascalate es riquísimo con leche, aunque en mi caso deslactosada ☹, jejejeje y aunque ambas las puedes tomar frías, te recomiendo disfrutar también de un delicioso atole de pinole, algo para esas mañanas frías.
 
No te confundas, el pinole y tascalate de Quetzam se hace con ingredientes cocinados para perdurar, pero el sabor no tiene que ser amargo, si algún día pruebas algún pinole o tascalate distinto y sientes un sabor amargo, te recomiendo no lo sigas tomando o a menos de que sea un atolito agrio ;) aunque eso ya es otra cosa. 
 
Sabes que es lo único que falta, que tu experimentes esta gastronomía, el sabor de Chiapas.

 

Síguenos en nuestras redes sociales